miércoles, enero 16, 2008

Las canciones de tu vida

Hay canciones que marcan nuestra vida para siempre. Canciones que dejan una huella imborrable sobre alguna sombra emocional del pasado, o del presente.

Hay quién dice que me avergüenzo de mi tierra, que si quiero irme es porque me avergüenzo de ella. Quien lo dice debería de recordar cuál fue mi primer paso en la definición de mi gusto musical. La primera vez que había escuchado algo de música a la que no me habrían inducido ni padres ni tíos. 10 añitos. Con 10 añitos escuchaba a los Heredeiros da Crus. Creo que cuando mis padres se dieron cuenta, supieron también que no tenía remedio, ja, ja.

Así estuve durante almenos tres años (1997-2000) después, como ha pasado varias veces en mi vida, he tenido una etapa de "transición musical". En el 2001 empecé a aprender a tocar la pandereta. Además de ello, las lágrimas de la adolescencia me hicieron cambiar completamente de estilo, y pasé de escuchar Police a escuchar Los Piratas, entremezclado con algo de las primeras canciones de reggaeton del verano (2001-2003).

Después, dejé de escuchar a Los Piratas voluntariamente para salir de mi tristeza emocional. Claro que eso desembocó en otro cambio radical, y salté a escuchar Marilyn Manson, hasta el verano precedente a mi entrada en la Escuela Oficial de Idiomas, si no recuerdo mal (2003-2004). También recuerdo que, poco después de entrar en la Escuela de Idiomas intentaba descifar la canción de Giulia en versión de discoteca de Gabry Ponte, pero a duras penas conseguía descifrar aquel texto. También escuchaba música conectada directamente con la wicca, y con el tiempo, en este período, empiezo a tomar contacto con la música italiana de un modo inicialmente absurdo, y que desembocaría en extrañas consecuencias. Durante el 2005, año en el que conocí a un chico, que, virtualmente se convirtió en especial para mí, escuchaba Verdena y Afterhours mezclada con canciones mucho más melancólicas. Cuando acabó aquel periodo, lloraba con absurdas canciones de Tiziano Ferro y de Povia....

Pero aquel periodo también pasó. Poco a poco volví a buscar alternativas, (Como Nine Inch Nails) hasta que empecé a escuchar grupos como GemBoy y Gli Atroci. A los primeros dejé de escucharlos prácticamente en mayo o junio de 2007 por rabia. Rabia pasajera, aunque de momento no he vuelto a escucharlos realmente. También en ese mismo periodo, (en abril-mayo) inicia mi estudio de milanés (Estudio que quería empezar antes, pero que no encontraba el modo) comencé a escuchar música en milanès. Los primeros fueron los Gamba de Legn, pero no los únicos. De hecho, ahora estoy en la fase de "música en milanès" que abarca muchos grupos. Y los hechos (el viaje, y conocer a ciertas personas que me han ayudado a aprenderlo) han hecho que a día de hoy el 90% del tiempo escuche música en milanés, además de los ya mencionados Gamba de Legn, - I Gufi (juntos y por separado), Longobardeath, FBA, Davide Van de Sfroos, The Vad Vuc, Teka-P, Vomitiors, Enzo Janacci... - Y de momento ahí estamos, con la música milanesa a vueltas. ¿Cuánto me durará esta fase?

Y una pregunta para vosotros: ¿Cuáles son las canciones de vuestra vida?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jeje que casualidad,bueno me gusta mucho lo que escribes,cuidate

Teiddana dijo...

A mí me siguen gustando Los Piratas y Marilyn Manson. Según mi estado de ánimo escucho un tipo de música u otro. De música italiana me gusta mucho Franco Battiato y, sobre todo, Daniele Silvestri. También tengo cosas en italiano de Nek y Tiziano Ferro que, bueno, son bastante ñoños, pero me gusta escucharlos porque es italiano.

juegos online dijo...

La mia es Eloise de Tino Casal, si no la has escuchado nunca hazlo, ya me contarás. saludos

Marinera de parajes soñados dijo...

Pues a decir verdad, me recuerdo muy bien de Eloise... me acuerdo porque cuando era pequeña un ex compañero de mi padre en broma, me cantaba "Anahísss" (A decir verdad ahora habría dicho: Como me vuelvas a llamar Anahís te acuerdas :D

 
Contrato Coloriuris