jueves, noviembre 13, 2008

Italiano...

Qué tontería.

Ayer, esperaba a Salomé delante de la Escuela Oficial de Idiomas para ir a la piscina, como de costumbre. Claro que, a las 21.30 es cuando empieza a salir la gente que queda, se cierran las puertas, y todo el mundo sale. Muchos de los profesores van por el aparcamiento, pero algunos salen por la puerta principal.

Y así, últimamente, me cuadra de ver a mi último profesor de italiano, Fabio, y a algunos compañeros que van a última hora a italiano, después de haber repetido (algunos por voluntad propia). En esos momentos, la melancolía me aborda un poco, y echo de menos los debates, los cotilleos, las horas peleándome con la lengua y mosqueada porque a ciertas personas no las soportaba, directamente.

Pero si me pongo a pensar, la melancolía viene de atrás. En los últimos años echaba de menos el curso de 2º, en el que me dio clase Jose, un profesor que nos vacilaba todo lo que podía y más. Claro, era la más joven de la clase,con mis 18 añitos. Entonces era de la era "del yogur" y "de pokémon" (no dio una...)Y yo, timidísima, no sabía qué decir. Entonces, Marco, un chico de Vasto-Marina (Abruzzo) que en esos momentos me importaba bastante, me decía: "digli che è un...." En fin, qué tiempos. Y sólo pasaron 3 años de eso.

De todas formas, ahora necesito cambios... Muchos cambios.

6 comentarios:

Iria dijo...

Aaays, la morriña...

¿Como acababa la frase en italiano? no es por maldad es que tengo una amiga en Roma y cuando vaya de visita debo ir preparada, jajaja

Un beso guapa!

Marinera de parajes soñados dijo...

Ya, pero este chico en cuestión me había dicho uan barbaridad. "Digli che è un culattone e che quando venga il tuo amico italiano gli romperà il culo!" (por supuesto, yo no repetí tal barbaridad.... :D)

Iria dijo...

Jajajaja, normal que no lo repitieras, ¡que bestia!

Marinera de parajes soñados dijo...

Sí, bueno, de aquellas el chico en cuestión tenía 21 años.. ya se sabe que un tío a esa edad, muy maduro no es :D

Sentada en la Luna dijo...

Ay, la melancolía. ¡Que tengas una buena noche de sábado!. 1 bs.

Perséfone dijo...

Pues nada, te deseo muchos cambios de esos que deseas y necesitas.

Es bellísimo recordar amores pasado y nuestras reacciones ante ellos...

Un abrazo.

 
Contrato Coloriuris