miércoles, septiembre 14, 2005

Marina de Vigo: La mujer más despistada del planeta

Acabo de llegar a casa. Y es que cuando tengo que hacer algo en la EOI me acabo armando un lío yo sola. Voy y me dan los impresos para la matrícula. Cubro los papeles, mientras los cubro se me olvido uno y me equivoco en el precio de pago. Voy allí y me dicen que me falta un papel. vuelta atrás. Los llevo. Después voy al banco a pagar. Pago. Voy a la escuela de idiomas. Faltan seis Euros. Vuelvo atrás. Voy al banco, pago los seis euros, y me sigue faltando el papel. Los pido, voy al kiosco a cubrirlos pero tenía allí los papeles que habia cubierto, así que ya volvi a la EOI y entregué todo.

Después aún encima me dice mi madre "¿¿y tú te quieres ir aItalia??" jajaja sabes los motivos, y yo sé perfectamente que no me quedaría otra que aprender a apañarme, además estaría tan concentrada en tratar de hablar bien que no pensaría en las otras cosas que me averguenzan.
 
Contrato Coloriuris