domingo, septiembre 11, 2005

sólo el amor lo consigue

Estaba perdida, solitaria. Encerrada en mis penas pasadas. Era sólo yo. Nadie más. El mundo me había dejado de lado, cuando de repente llegaste tú. Dos ojos verdes me iluminaron y me vieron de una forma diferente a la mayor parte de los ojos. Tu boca me susurró dulces palabras. Tus manos me salvaron de las tinieblas. Las pesadillas abandonaron mi mente, la ilusión volvió a mí. Y una felicidad intensa me recorrió todo el cuerpo.

Por fin, ha llegado el momento de olvidar penas y rencores pasados, y de navegar en la apasionante aventura del amor, ese amor que siempre cambia cualquier estado de ánimo y crea un caos temporal, de no saber que hacer, sonrrojarse y sentirse querida. Con tiempo, todo se arregla, todo va a su lugar, y la armonía se restablece mientras los corazones palpitan al unísono. Las almas parecen unirse mientras las estrellas bailan. Respiraciones entrecortadas y los nervios de abrazarse por primera vez, sintiendo que 1+1 vuelve a ser un 1 que se funde entre dos, cuando se está enamorado. Esa playa a la luz de la luna llena, soñando con no separarse nunca. La suave brisa, moviendo tus cabellos, y tus brazos, rodeando los míos... Por fin.
 
Contrato Coloriuris