domingo, mayo 25, 2008

Espero hasta mañana...

Me engaño.

Me engaño a mí misma pensando que habrá un mañana. Un mañana para respirar, un mañana para escapar. Un mañana para verte a los ojos y decirte lo que pienso de verdad. Si estás todavía en ese mañana, estaré allí.

Otra vez la "morriña". La morriña, la nostalgia que me destruye desde dentro y desde fuera. Pensamientos, perdidos entre las nubes de mi cabeza. Ansiedad indescriptible que rompe también el alma. No respiro. No puedo. Debo aprobar estos exámenes. Debo ser libre y estar tranquila en septiembre. Tengo que volver.

Y estaremos otra vez nosotros, después de peleas, lágrimas, y una trama extraña de historias de amor, odio y sexo. Y nos abrazaremos, mientras los coches gritan, la gente nos mira con odio y envidia, y los tranvías se mueven sin piedad. Al tiempo, miraré a mi alrededor, recordando viejos momentos, y con lágrimas en los ojos, sonreiré.

Las lágrimas bajan por mis ojos cada vez que recuerdo ese abrazo. Y lloro cuando me acuerdo de cuando daba vueltas por las calles de Milán, esperando que el mañana no llegase nunca.

Y ha llegado. Y ahora estoy aquí, en Vigo, pensando que en el fondo estoy orgullosa de ser galega. Vigo, la ciudad de los Olivos. Árbol de la paz, la fecundidad, la victoria y la recompensa. Pero yo paz interior no tengo, la victoria me la tengo que ganar, y la recompensa sería su resultado. Esperando aún. Soñando aún. An. And.

Soy solo un fantasma del pasado...?

3 comentarios:

Cañete dijo...

Lindo blog, te tendrían que dar un usuario premium por todos los que le llenaste.
Saludos!

Perséfone dijo...

Estamos que lo tiramos últimamente por lo que veo ¿Eh? Vaya par de dos...

Pero mira, sólo nos queda salir de esta sí o sí. Si no lo hacemos por salir adelante, que sea por cabezoneria, hombre ya.

Y si miramos hacia atrás que sea únicamente para coger impulso.

Ni que decir tiene que si necesitas hablar o desahogarte o simplemente charlar con alguien para distraerte y así no pensar en nada, aquí tienes a una compañera bloggera con la que poder hacerlo.

Porque nunca viene mal conocer otros puntos de vista ajenos al nuestro ¿no?

Un besazo enorme, galleguiña. Y ya sabes: siempre hacia delante.

Dita Ciccone dijo...

qué chulo, mantennnos informados, paisana galeguiña, un beso

 
Contrato Coloriuris