lunes, octubre 09, 2006

poesia budista

A ver si se te ocurre un título, así será más especial, y aún no se me ha ocurrido :P Ya me dirás que te parece.

Sin dudar me miraste a los ojos
y me admiraste durante un instante
demostraste ser un ser especial
cuando con sabiduría me hablaste

Fuiste un apoyo cuando menos me lo esperaba
Un rayo de luz en el espíritu y el alma
cuando yo desesperada lloraba
tú me invitabas a la calma.

Me sujetaste cuando notabas que me caía al vacío
y me tapaste cuando notaste que tenía frío.
No me imaginaba que pudieras saber tanto de mí
y poco a poco y en silencio me fui uniendo a tí.

Una gran amistad, mensajes secretos entre sueños
y cuando no estás noto que te echo de menos

Pues ya formas parte de mi magia y de mi vida.
 
Contrato Coloriuris