viernes, noviembre 03, 2006

Vaya día el de ayer!

Ayer, resulta que faltaba poco para la hora de clase de italiano y se me dio por ir a comprar más cremas instantaneas. Total, que salgo, voy a una tienda (y pensaba a ir a otra que está más lejos) Vuelvo a casa, dejo la bolsa, cojo la mochila de clase y me voy corriendo! Por el camino me paran dos testigos de jehová, les digo que no me interesa, corro hasta la Escuela de Idiomas, subo los tres pisos a pie...

Y todo eso para que no haya llegado el profesor!! ¡ja ja ja ja!
 
Contrato Coloriuris